Juanmanueldeprada.com

            Web oficial


 

 

 
 
  Noticias Obras Agenda
Biografía Galería Enlaces
Curiosidades La carpintería Contacto
 

 


 

Mirlo blanco, cisne negro
¡Novedad!
 
El Castillo de Diamante
 
Morir bajo tu cielo
 
Une imposture
 
A TRAVÉS DE SU PÁGINA WEB OFICIAL, JUAN MANUEL DE PRADA QUIERE COMUNICAR A TODOS SUS LECTORES, QUE TRAS UNOS AÑOS DE SILENCIO NARRATIVO, VUELVE A PUBLICAR NOVELA. SERÁ A PRINCIPIOS DEL MES DE NOVIEMBRE Y SU TÍTULO ES ME HALLARÁ LA MUERTE (DESTINO). TENEMOS PLENA CONFIANZA EN QUE LA ESPERA HABRÁ MERECIDO LA PENA Y QUE NINGÚN LECTOR SE SENTIRÁ DECEPCIONADO CON ESTA HISTORIA AMBIENTADA EN LOS AÑOS SIGUIENTES A LA GUERRA CIVIL.
Me hallará la muerte
 
El silencio del patinador
 
Nueva edición de la obra de Leonardo Castellani con selección, prólogo y notas a cargo de Juan Manuel de Prada
 
Nadando contra corriente
 
La nueva tiranía
 
Las máscaras del héroe
 
El séptimo velo
 
LIBROS - LA TEMPESTAD
La tempestad
 
Lágrimas en la lluvia
 
Penúltimas resistencias
 
La vida invisible
 
LAS_ESQUINAS_DEL_AIRE.JPG (10367 bytes)
Las esquinas del aire
 
Desgarrados y excéntricos
 
La Tempestad
"La Tempestad" obra de Giorgione que sirvió de inspiración para la novela de igual título del autor

Biografía

 

   Juan Manuel de Prada nació en Baracaldo (Vizcaya) en 1970. Siendo aún muy niño, sus padres volvieron a su tierra de origen, Zamora, donde Juan Manuel pasaría su infancia y adolescencia. En diversos artículos y entrevistas Juan Manuel de Prada ha destacado la importancia que en aquellos años de formación tuvo la figura de su abuelo, que le enseñaría a leer y escribir a una edad muy temprana, antes incluso de ir a la escuela. Con su abuelo solía ir a la biblioteca pública de Zamora casi todos los días; allí, mientras su abuelo consultaba la prensa, se empezaría a fraguar su vocación literaria. Lector voraz y también omnívoro, Juan Manuel de Prada cultivó desde la infancia gustos lectores bastante eclécticos; en alguna ocasión ha declarado que es capaz de disfrutar por igual de Marcel Proust y de Agatha Christie.

  A los dieciséis años escribe su primer relato, El diablo de los destellos de nácar, inspirado en una excursión en compañía de su abuelo, con el que obtendrá un segundo premio en un certamen literario. En los años sucesivos, llegará a escribir cientos de cuentos, muchos de ellos premiados en concursos de ámbito nacional. Son, casi siempre, relatos en los que el ingrediente fantástico asoma pudorosamente. En el futuro, quienes deseen conocer a fondo la obra de Juan Manuel de Prada habrán de espigar entre publicaciones municipales y antologías descatalogadas para recomponer, siquiera mínimamente, el mapa de su prehistoria literaria. De aquellos años data un volumen de relatos titulado Una temporada en Melchinar, hoy inencontrable. También por aquellos años completó la traducción de algunas novelas de estética pulp, a las que siempre ha sido muy aficionado.

  Aunque completó la licenciatura en Derecho en la Universidad de Salamanca, nunca ha ejercido como abogado. Su aparición en el panorama literario y editorial español se produce en el año 1995 con la obra titulada Coños, curioso e inclasificable libro de glosas, a mitad de camino entre la prosa lírica y la escritura automática, concebido como un homenaje a la obra Senos que publicara Ramón Gómez de la Serna, allá por el año 1917. La obra, a pesar de no contar prácticamente con reseñas en los suplementos y revistas literarias de mayor difusión, logró un notable éxito. Hoy en día, Coños es un libro traducido a más de quince idiomas.

  En el mismo año 1995, Juan Manuel de Prada publicará la colección de cuentos titulada El silencio del patinador, donde reúne algunos de los relatos escritos en la juventud. La obra también ha sido traducida a varios idiomas, como el francés, italiano, alemán o portugués. Uno de los cuentos del citado libro, el que lleva el título de Gálvez, es el embrión de su primera y monumental novela, Las máscaras del héroe (1996), obra en la cual Juan Manuel de Prada traza un monumental friso de la bohemia española del primer tercio del siglo XX, vertebrado en torno a la figura del poeta maldito Pedro Luis de Gálvez, metáfora de una España abocada a la tragedia. Las máscaras del héroe consagró a Juan Manuel de Prada como un escritor que, a pesar de su precocidad, era capaz de plasmar en letra impresa un abigarrado fresco literario, tributario de la tradición barroca y esperpéntica.

  Un año después, en 1997, su novela La tempestad se alza con el Premio Planeta y catapulta al autor al gran público. La tempestad, que toma su título del célebre cuadro de Giorgione, está ambientada en la ciudad de Venecia, una Venecia lúgubre y sombría, como un gran decorado de novela gótica, que atrapa en su atmósfera enrarecida a los personajes. La novela, que obtuvo un resonante éxito y que llegaría a ser adaptada al cine (en una versión de la que el autor abomina), ha sido hasta la fecha traducida a más de veinte idiomas. Esta gran repercusión internacional tuvo su plasmación en un reportaje de la revista The New Yorker que incluyó a Juan Manuel de Prada entre los seis escritores más prometedores de Europa.

  No volverá a publicar otro libro hasta el año 2000, en que aparece la inclasificable Las esquinas del aire, original mezcla de géneros concebida a la manera de una quest literaria, en torno a la figura de Ana María Martínez Sagi, poetisa y feminista barcelonesa que llegó a adquirir cierto renombre en los años de la Segunda República. En el año 2001 cierra su "trilogía del fracaso" (después de las citadas Las máscaras del héroe y Las esquinas del aire) con Desgarrados y excéntricos, una colección de semblanzas de escritores que nunca alcanzaron el reconocimiento que soñaron, bien por falta de talento, bien porque no era ese el destino a que estaban llamados.

  En 2003 aparecerá la que quizá es la más compleja y sombría de sus novelas, La vida invisible. En ella, el autor traza dos historias paralelas, que tienen como nexo común el deambular de los protagonistas a través del laberinto de la culpa y el descenso al infierno terrenal como medio para encontrar la redención de una culpa cierta o figurada. De las varias traducciones de la novela destacamos la francesa (Ed. Seuil) por la gran acogida y repercusión de crítica y público que obtuvo en el país vecino. La vida invisible fue distinguida con el Premio Nacional de Narrativa en el año 2004 a la mejor obra de ese género publicada en España en el año 2003.

  El séptimo velo, publicada en 2007, fue la novela ganadora del Premio Biblioteca Breve, convocado por la editorial Seix Barral,  y distinguida más tarde con el VI Premio de la Crítica de Castilla y León. Está concebida como una gran novela épica que somete a cuestionamiento las mentiras de la Historia y señala los peligros de la memoria. Ambientada en los años oscuros de la Segunda Guerra Mundial, en la Francia ocupada por las tropas alemanas, extiende su argumento hasta la actualidad, a través de una peripecia siempre agitada en donde se entrelazan historias de amor y traición.
  Unos meses antes, 
Juan Manuel de Prada
, amante de los subgéneros literarios y del cine de serie B, publicó en colaboración con el dibujante Alfonso Azpiri una novela gráfica de asunto vampírico, titulada Penúltima sangre.

   La última novela que nuestro autor ha publicado hasta la fecha lleva por título Me hallará la muerte (Destino, 2012). En ella, nos propone una reflexión acerca del mal y la duplicidad de identidades, a través de la azarosa vida de Antonio, un joven que en el Madrid de posguerra se compincha con Carmen para desplumar a ricachones en los alrededores del parque del Retiro. Hasta que la adversidad obliga a Antonio a huir de la justicia y alistarse en la División Azul. En Rusia conocerá penalidades sin cuento en compañía del idealista Gabriel, con el que guarda un asombroso parecido físico, aunque en todo lo demás es su verdadero antípoda. Muchos años después, en 1954, Antonio regresa a España transformado en otra persona, a bordo del Semíramis. Su nueva vida le obligará al fingimiento y a la vigilancia permanentes, para mantener a buen recaudo las sombras del pasado; y, en su empeño, tendrá que adentrarse en una madeja de intrigas cada vez más embrolladas y peregrinas.

   Su última novela lleva por título -tomado de un verso de José Rizal- Morir bajo tu cielo (Espasa, 2014) y ha sido considerada por la crítica como la mejor de las novelas del autor: "El libro que siempre soñó... una novela redonda" (El País, supl. Babelia); "Lo tiene todo: historia, intriga, amor, épica... Es la mejor -la gran- novela de Juan Manuel de Prada" (ABC Cultural);  "Una novela admirable que aúna el espíritu de aventura de Joseph Conrad y la emoción de John Ford" (Pere Gimferrer). En Morir bajo tu cielo Juan Manuel de Prada recrea de manera singular la gesta del sitio de Baler,  la que protagonizaron aquellos que se conocen como "Los últimos de Filipinas": entre el 30 de junio de 1898 y el 2 de junio de 1899 un destacamento español resistió el asedio de las tropas filipinas en la iglesia del pueblo de Baler, en la isla de Luzón, incluso cuando aquellas tierras habían dejado ya de ser españolas. Inspirándose en aquel episodio, la novela nos propone una inmersión en la Filipinas de la época, de la mano de personajes inolvidables que permanecerán en la memoria y el corazón del lector: oficiales heridos por un secreto dolor, frailes trabucaires, soldados tratados como carne de cañón por sus gobernantes, insurrectos filipinos llenos de grandeza y coraje, traficantes de armas sin escrúpulos y mujeres excepcionales que han de serlo en un mundo áspero y turbulento. 

   Novela que puede ser calificada de épica e intimista, novela de aventuras y novela de ideas, Morir bajo tu cielo es un homenaje a tantos hombres y mujeres que suplieron la ineptitud de unos gobernantes nefastos.

Su última novela, El castillo de diamante (Espasa, 2015) que ha alcanzado ya 5 ediciones, concebida como novela de caballerías a lo divino y ambientada en la etapa de las fundaciones de Santa Teresa de Jesús, trata de recrear la compleja relación entre dos de las mujeres más influyentes de la España del siglo XVI, la propia Santa Teresa, y Ana de Mendoza, Princesa de Éboli. El castillo de diamante ha sido distinguida con el XIV Premio de la Crítica de Castilla y León.

Junto con su obra literaria, Juan Manuel de Prada ha mantenido desde sus inicios una fructífera colaboración en la prensa escrita, fundamentalmente en el diario ABC y en la revista XLSemanal, así como en el suplemento ABC Cultural, donde después de haber reseñado durante varias temporadas narrativa norteamericana contemporánea, actualmente mantiene una colaboración en la sección de cine. Se inscribe, de este modo, Juan Manuel de Prada en una ya larga tradición de escritores españoles en prensa que se remonta a los clásicos y que halla su expresión más cuajada en el siglo XX. En 1998 publicó su primera recopilación de artículos bajo el título Reserva natural, título que dio nombre a la primera sección fija que tuvo en prensa, concretamente en las páginas de Castilla y León del diario El Mundo. En 2000 publicaría una segunda recopilación de artículos, Animales de compañía, en la que se recoge una selección de los artículos publicados en Blanco y Negro, por entonces el suplemento dominical de ABC.

Sus últimos libros de artículos publicados son La nueva tiranía, Penúltimas resistencias, una recopilación de sus entrevistas a escritores, y Lágrimas en la lluvia, este último una recopilación de artículos sobre cine y literatura.

 Su labor periodística ha merecido algunos de los más importantes premios que se conceden en España, como por ejemplo el "Julio Camba" (1997), el "César González-Ruano" (2000), el "Mariano de Cavia" (2006), o más recientemente, el Premio Joaquín Romero Murube (2008).

 

 


RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS ©JUANMANUELDEPRADA.COM 2007